Skip to main content
Beneficios del agua salada

Beneficios del agua salada

En Novo Resort Sancti Petri tenemos la fortuna de estar ubicados en la maravillosa playa de La Barrosa, un enclave que nos permite gozar de los beneficios del agua salada… ¡conócelos tú también!

Novo Resort Sancti Petri: Tu mejor experiencia en el mar
Novo Resort Sancti Petri: Tu mejor experiencia en el mar

Si de algo podemos presumir en Novo Resort Sancti Petri es de nuestra situación. Contamos con una ubicación privilegiada en la maravillosa playa de La Barrosa, considerada una de las mejores del mundo. Sus más de ocho kilómetros de costa nos permiten gozar -en grandes cantidades- del agua y el ambiente marinos… y eso es salud.

Te contamos en este artículo los beneficios principales del agua salada; beneficios que te invitamos a disfrutar aquí, con nosotros, en Novo Resort, desde donde te ofrecemos un oasis de salud y bienestar. Más que una oferta turística, somos tu mejor experiencia en el mar. Un entorno de aire puro, mar y una construcción que, como en poquísimas costas de España, no interfiere con el medio ambiente ni bloquea las primeras líneas de playa.

En Novo Resort podrás disfrutar de un entorno totalmente marino, con la playa a un camino de muy pocos metros de longitud… pero, sin interferir con las grandes extensiones de arena fina de la playa de La Barrosa.

Normalmente, vamos a la playa por vacaciones, a relajarnos, descansar, estar en contacto con la naturaleza y tomar el sol. En Novo Resort puedes hacer todo eso, cada vez que quieras, en casi cualquier momento del año.

Beneficios del agua salada
Beneficios del agua salada

Los beneficios del agua marina podemos experimentarlos tanto interna como externamente. Puede mejorar condiciones como: psoriasis, artritis, artrosis y estados de ansiedad. Reproducimos lo que dicen al respecto nuestros amigos de la web MejorConSalud:

En China, el agua marina se utiliza desde hace más de 4 mil años. El pionero fue el emperador Fu-Shi, conocido como el padre de la medicina marina. Él recomendaba beber agua de la playa, consumir algas y sales para poder recuperar y conservar la salud. Más cerca de nuestro tiempo, el investigador francés René Quinton descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que están en las células del cuerpo, siendo muy similar al plasma de la sangre.

Por ello es que continuó con su investigación entre 1910 y 1950 junto al Doctor Jarricot, con quién fundó los llamados “Dispensarios marinos”. Allí se usaba agua de mar para curar diversas enfermedades, como ser el cólera, la tiroides, la desnutrición y los problemas de la piel. Pudieron así salvar miles de vidas (…) Luego se envasaba el agua del mar y se la denominaba “plasma marino”. Estos dispensarios fueron también creados en otros países del mundo, como Colombia, Argentina, España, México, Uruguay y Sudáfrica. Nuevos estudios han revelado que el agua de mar limpia el intestino grueso, da energías, mejora las defensas y desintoxica el organismo. También es interesante añadir que en Barcelona existe un proyecto donde se rehabilita a personas adictas al alcohol y a las drogas, con resultados muy buenos.

El agua de mar posee zinc, yodo, potasio y oligoelementos que la convierten en una gran “amiga” para nuestra piel y el cuerpo en general. Entre las principales propiedades del agua marina podemos encontrar su efecto antibiótico, ideal para avanzar en procesos de cicatrización de heridas.

Disfrutar de las olas
Disfrutar de las olas

Por otro lado, flotar en el mar o nadar entre las olas sirve para relajar los músculos por el yodo, que a su vez favorece a recuperarnos de ciertas lesiones. Es ideal para quienes están haciendo rehabilitación o post operatorios.

A aquellas personas con enfermedades o problemas respiratorios se les suele recomendar respirar la brisa del mar y darse baños en la playa ya que el agua salada favorece a que los pulmones puedan eliminar todas las toxinas o elementos ajenos. Entonces, para tos con flema, catarros y otras dolencias más severas, ir al mar es una excelente cura.

Por otra parte, los pacientes con problemas reumáticos, tales como la artritis o la artrosis se benefician sobremanera con el agua de mar, si se realizan baños en la playa, pueden disminuir los intensos dolores que suelen caracterizar a estos padecimientos.

Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad. Es por ello que pasar algunos días en la playa cuando no hay tanta gente o en los balnearios alejados de los centros urbanos es una terapia que se recomienda para los que sufren de trastornos nerviosos, depresión o estrés, leve o severo.

Playa de La Barrosa
Playa de La Barrosa

Cuando se disfruta de los paseos por la playa además de hacer ejercicio y despejar la mente, aprovechar para hablar con tu pareja o mirar una puesta del sol, el agua salada masajea nuestros pies con las olas y, a la vez, gracias a la textura de la arena que se mueve por el agua, se exfolian los talones.

Se utiliza a su vez para tratar problemas de insomnio, en ese caso se aconseja ir a la playa a pasar el día, dar un paseo en la orilla del mar o simplemente quedarse frente a las olas durante una hora respirando la brisa. Eso automáticamente cansa a la persona, quienes luego duermen plácidamente por la noche.

Si estás alejado de la playa, no esperes a tus vacaciones para ir, aprovecha algún fin de semana o feriado y visítanos 🙂

Reserva / Conoce esta galería de la playa de La Barrosa / Visita nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *